Hacer turismo en la península del Sinaí es perfectamente seguro siempre y cuando nos mantengamos en el la zona sur de la península. Por otra parte, la zona norte tiene mala fama al estar llena de asaltantes de turistas.

Sin embargo, esto no significa que no se pueda viajar de manera segura entre Egipto e Israel, solo se deben seguir las indicaciones de las autoridades.


Índice de Contenidos

  1. 1. Razones para pasar la frontera por vía terrestre.
  2. 2. La ciudad de Eilat.
  3. 3. La ciudad de Taba.
  4. 4. El paso por la frontera entre Israel y Egipto.
  5. 5. Transporte en la Península.
  6. 6. Destinos en el Mar Rojo.
  7. 7. La ciudad de Sharm el-Sheij.
  8. 8. El Pueblo de Dahab.

 

Razones para pasar la frontera por vía terrestre

Es recomendable tomar la vía terrestre si deseamos visitar el monte Sinaí con fines de turismo religioso o practicar un poco de buceo en las incontables escuelas que se encuentran en las costas del mar rojo.

Sin embargo, si estamos de camino a El Cairo es mejor tomar un avión para tener mayor seguridad y un menor tiempo de viaje, ya que los buses y taxis a El Cairo son “funcionales” pero no suelen valer  la pena el esfuerzo.

 

La ciudad de Eilat

Del lado de Israel tenemos la ciudad de Eilat, esta ciudad poco a poco se ha convertido en uno de los principales centros turísticos del país. Si nuestro objetico es visitar las costas del mar rojo, Eilat tiene unas de las playas mas visitadas por los turistas que deseen practicar esquí acuático, esnórquel y buceo.

Aquí se encuentra la reserva natural de los corales y el Observatorio Submarino del Parque Marino de Eilat. Se pueden observar mas de 800 especies habitantes del mar rojo y cuenta con un túnel subacuático desde donde podremos observar el suelo marino.

 

La ciudad de Taba

La cercanía con Eilat hace de esta ciudad un sitio con exóticas playas y arrecifes de coral. Sin embargo, los turistas suelen utilizar esta ciudad balneario como campamento en sus exploraciones al “cañon de Wishwashi” y la localidad de Nuweiba.

Desde esta ciudad se pueden visitar las cavernas submarinas de la Bahía de Fjord para realizar esnórquel sin ningún tipo de experiencia previa. Además, a pocos kilómetros se encuentra la isla del faraón donde se situa la fortaleza de Salah Ad Din, además de ser otro de los principales destinos de exploración submarina.

 

El paso por la frontera entre Israel y Egipto

El único paso posible entre estos dos países es el Cruce Fronterizo de Taba en la parte inferior del Monte Tallul, este paso se encuentra abierto durante las 24 horas los 365 días del año, aunque cierra durante las fiestas de Yom Kipur y Eid ul- Adha.

La entrada a Egipto requiere un control de pasaporte y cuesta unos 60 euros aproximadamente. Ya que nuestro objetivo es visitar el mar rojo, no es necesario salir de la península del Sinaí, por tanto no hay coste adicional por visado.

Además de esto existe un control policial de seguridad donde se deben pagar unos 15 euros en libras egipcias para ingresar al país.

 

Transporte en la Península

Egipto tiene un sistema de transporte publico bastante eficiente cuando se trata de las zonas cercanas al Nilo. Este consiste en diferentes trenes, buses, taxis e incluso coches para rentar. Aunque la situación en la península es algo más complicada.

Para ver el Mar Rojo debemos dirigirnos al sur, normalmente salen autobuses desde la ciudad de Taba. El viaje al sur de la península ( la zona mas segura de esta) dura unas 4 horas en coche, por lo que es mas recomendable ir en taxi.

En caso de tener un coche rentado con matrícula israelí, no podremos ingresar al país, por tanto no podremos evitar utilizar los transportes anteriormente mencionados, aunque por medidas de seguridad aconsejable dejarnos escoltar por los locales a nuestros destinos.

Este viaje por el desierto suele tener un precio de hasta 170 euros hasta el monasterio de Santa Catalina, cerca del monte Sinaí. Debemos estar preparados para solicitar escolta policial en algunos tramos de alto riesgo.

 

Destinos en el Mar Rojo

Como mencionamos antes, las ciudades costeras del Mar Rojo son famosas por sus sitios para bucear, hacer windsurf, Kitesurf y demás actividades relacionadas con los paseos marítimos. Existen dos sitios extremadamente famosos para estas actividades aptos para todos los niveles de habilidad.

 

La ciudad de Sharm el-Sheij

Esta ciudad es el principal destino para los turistas que quieren explorar el desierto del Sinaí y el mar rojo, e incluso cuenta con un aeropuerto por si deseamos visitar El Cairo o volver a Israel por vía aérea.

Aquí se pueden disfrutar de resorts, playas privadas y escuelas de buceo o quizá visitar la isla de Tiran para realizar esnórquel en el famoso Gordon Reef. Respecto a la seguridad, al encontrarse en la zona sur de la península, es poco probable que tengamos algún problema o corramos algún riesgo.

 

El Pueblo de Dahab

Este destino nos permite experimentar el Mar rojo en todo su esplendor, desde aquí se pueden visitar el parque nacional de Abu Galim y varios naufragios explorables mediante submarinismo como el SS Thistlegorm.

En este pueblo existen varias escuelas de buceo para todos los niveles además de resorts dedicados a este deporte. Desde aquí se puede visitar el sitio de buceo más famoso y peligroso del mundo, el “Blue Hole” famoso además por sus coloridos corales y sus más de 100 metros de profundidad.