Jordania es conocida por ser uno de los países más acogedores para los turistas. Aquí es posible encontrar vestigios de todas las civilizaciones que dominaron estas tierras, como los griegos, romanos, nabateos y bizantinos. Además, es uno de los lugares sagrados más importantes del cristianismo. Por estos motivos necesitarías una larga temporada para conocer todo el país, pero como sabemos que por desgracia eso no es imposible, te contamos lo imprescindible que debes ver en Jordania en una semana.


Índice de Contenidos

  1. 1. La ciudad de Ammán
  2. 2. Petra: La Ciudad Rosa
  3. 3. EL desierto de Wadi Rum
  4. 4. El Mar Muerto
  5. 5. El lugar del bautizo de Jesús
  6. 6. Madaba, la Capital de los Mosaicos
  7. 7. El Monte Nebo

 

La ciudad de Ammán

Una de las visitas imprescindibles para conocer Jordania es su capital, Ammán. Ciudad de gran belleza, ofrece al visitante monumentos históricos entre los cuales destaca el teatro romano con capacidad para 6000 personas y que, actualmente, sigue funcionando.

Otro lugar de interés en las inmediaciones de la ciudad son las ruinas de la antigua ciudad romana de Filadelfia. Esta zona fue habitada durante más de 7000 años y aún se siguen encontrando tesoros entre sus escombros. Aquí podremos visitar la espectacular iglesia bizantina y las ruinas del templo de Hércules.

Además de ruinas antiguas, podremos visitar mezquitas con una decoración espectacular. Es el caso de la conocida como Al Hussein’ que data del año 640 y la ‘Mezquita del Rey Abdullah’ que luce cúpulas de color celeste y tiene una capacidad para 3000 personas. Ambas se pueden visitar sin ser musulmán, siempre y cuando se respeten los códigos de vestimenta de la religión.

No sabríamos decirte cuántos días son necesarios para ver Jordania, pero sí te aseguramos que hay visitas imprescindibles como ésta independientemente del número de días que tengas para visitar el país.

 

Petra: La Ciudad Rosa

Petra es la ciudad más conocida de Jordania y una de las Siete Maravillas del Mundo, por eso cada año acuden miles de turistas que disfrutan de la belleza y complejidad de su construcción. También conocida como la ‘Ciudad tallada’, se trata de una antigua urbe comercial del imperio nabateo. 

Los edificios de esta ciudad no fueron realmente habitados, y esto se puede observar en sus fachadas, la mayoría de ellas vacías. La finalidad de estas edificaciones era mayormente religiosa, ya que funcionaban como tumbas y mausoleos.

Sin embargo, la situación estratégica de una ciudad tallada la hacían altamente defendible, e incluso los romanos hicieron mejoras en las instalaciones como, por ejemplo, pasar un acueducto bajo la ciudad por un túnel.

A pesar de los esfuerzos por excavarla, se estima que el 80 % de la ciudad sigue enterrada en el desierto. De hecho, se sabe que la ciudad llegó albergar más de 30.000 personas en el año 50. Se cree que siguió habitada durante varios siglos hasta que fue destruida en el año 363 por un terremoto que arrasó la ciudad durante una noche.

Actualmente los turistas pueden visitar en Petra la fachada de El Tesoro, el monasterio o El Deir, un teatro que fue reacondicionado por los romanos.

En esta asombrosa ciudad, conocerás también un pozo de los sacrificios, ya que sus habitantes veneraban a varios dioses. Sin embargo, en las fachadas de los templos se pueden encontrar talladas cruces del momento en el que el cristianismo llegó al lugar. Sin duda, conocer Petra es una experiencia única en la vida y una visita imprescindible en tu tour de Jordania en una semana.  

 

El desierto de Wadi Rum

El desierto de Wadi Rum contiene varios de los paisajes más extraños del planeta.  Su geografía se ha convertido en inspiración para ser el escenario de otros planetas en las películas The Martian, Dune y Star Wars.

Aquí se pueden encontrar formaciones rocosas que crean arcos increíbles, dunas de arena roja, montes y acantilados perfectos para hacer montañismo. Además, podremos realizar paseos en 4x4, camello y globo aerostático desde los campamentos beduinos en el desierto.

Visitarás el Cañon Khazali, en el que se encuentran petroglifos tallados de humanos, camellos y rituales que relatan el estilo de vida de los beduinos durante el periodo preislámico, hace más de 1000 años.

Todos estos campamentos ofrecen diferentes actividades para los turistas. Es recomendable visitarlos todos al menos una vez. Además, si tienes dudas sobre qué hacer en Jordania en 7 días, nosotros te recomendamos que apuestes por visitar este desierto y pases una noche aquí. Ver anochecer en Wadi Rum, disfrutando de la gastronomía jordana a la luz de las estrellas frente a una hoguera será una experiencia inolvidable.

 

El Mar Muerto

Este lago de agua salada se encuentra en dirección oeste a la capital. Es conocido mundialmente porque sus aguas permiten a las personas flotar. Esta experiencia será de lo más exótico que vivirás en tu vida, y además disfrutarás de un relajante y exfoliante baño debido a la alta concentración de minerales.

El Mar Muerto es atractivo también por encontrarse en el lugar de la superficie más bajo del planeta accesible a pie, a 400 metros por debajo del nivel del mar. Apunta está parada entre los destinos imprescindibles que ver en Jordania.

 

El lugar del bautizo de Jesús

Continúa tu ruta a unos nueve kilómetros del Mar Muerto, hacia Betania en el río Jordán. Aquí se cree, según la tradición cristiana que Juan, profeta de los evangelios, bautizó a Jesucristo. Aquí se encuentran restos de iglesias, capillas monasterios y grutas que son consideradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Se trata de un destino históricamente de mucha relevancia y que es imprescindible si te apasionan los destinos sagrados y que no debes perderte en Jordania.

 

Madaba, la Capital de los Mosaicos

En esta ciudad se pueden observar diferentes mosaicos y frescos que sobreviven en capillas y templos desde la época del imperio bizantino.  El más importante de ellos es el llamado Mapa de Madaba, ubicado en la iglesia de San Jorge. En él, se muestra la región que va desde el Líbano orientado al norte y el delta del Nilo orientado en el sur. Entre las regiones y edificios se detallan algunos puentes sobre el rio Jordán, el Mar Muerto, Belén y otros lugares de tierra santa siendo Jerusalén el elemento más detallado.

Se trata además de una ciudad de gran belleza y relevancia histórica. Miles de turistas la visitan cada año.

 

El Monte Nebo

Para terminar nuestras recomendaciones sobre qué ver en una semana en Jordania, te aconsejamos que visites el Monte Nebo. Muy cerca de la ciudad de Madaba, este lugar es venerado por ser sagrado por las religiones cristianas, judía y musulmana. Según la tradición, este es el lugar donde Moisés pudo divisar la tierra prometida de Canaán, justo antes de su muerte.

Aquí los turistas pueden disfrutar de la espectacular vista y admirar la iglesia que se erigió en conmemoración de los hechos acontecidos aquí, repleta de mosaicos con temática religiosa.