LOS SECRETOS QUE NO SABÍAS DE LAS PIRÁMIDES DE GIZA.

En Egipto, el país de los faraones, existen más de 100 pirámides, erigidas en multitud de lugares. Aunque, sin duda, son las que se hallan en la meseta de Giza, las que más maravillan a los viajeros con su presencia.

Ya, en el año 125 AC, Antipatro de Sidón, las catalogo como una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Por mucho que las hayas imaginado, en mil ocasiones, nunca llegaras a percibir su grandiosa apariencia, hasta que llegas al Cairo y, te encuentras, cara a cara, con ellas.


LA MESETA DE GIZA

En la imponente meseta de Giza, hay muchas pirámides en Egipto, pero sobresalen tres:

  1. La de Keops, la más grande o de Jufu, construida, según los cálculos en el 2570 AC.
  2. La de Kefren, o Jafra, un poco más pequeña, construida en el 2540 AC.
  3. Y, la tercera, menor que las anteriores, atribuida al faraón Micerinos, o Menkaura, erigida en el 2510 AC.

No es solo su apariencia la que llama la atención a los visitantes que llegan hasta ella, sino sus misterios ocultos.

 

MISTERIOS DE LAS PIRAMIDES DE GIZA

La primera pregunta que surge, es: ¿Cómo pudieron, los antiguos egipcios, construir algo tan descomunal, en tan solo, según dicen, 20 años?Cientos de teorías se han desarrollado para responder a esta pregunta tan vital.

No conocían la rueda, no tenían, apenas medios y, fueron capaces de mover más de dos millones de bloques de piedra de caliza, para su construcción. Sin contar los enormes bloques de granito rojo que llegaron desde las canteras de Aswan, a casi 1.000 kilómetros de distancia.

¿Cómo lo hicieron?

¡CON MUCHO CUIDADO! Dicen algunos. Pero hubo algo más que cuidado. Una tecnología precisa, medida y desarrollada durante cientos de años. En la gran pirámide, la de Keops, por ejemplo, se reflejan medidas exactas referentes a la astronomía. En el siglo XIX el estudioso William Matthew Flinders Petrie fue el primero en realizar el primer estudio serio sobre la orientación de la Gran Pirámide. Llego a comprobar, que cada una de sus 4 caras, estaban, perfectamente orientadas a los cuatro puntos cardinales.

¡Algo sorprendente!

Un poco más tarde, se formula una nueva pseudo teoría igualmente asombrosa:

Se llegó a decir que, el conjunto de las tres grandes pirámides de la meseta de Giza, reflejaban, en la tierra, con una precisión asombrosa, la constelación de Orión.

Eran un mapa estelar, en piedra, construido en las arenas del desierto.

Otra curiosidad:

  • La altura de la gran pirámide de Keops es de 147,134 m.
  • Y la distancia mínima de la tierra al sol, en el perihelio es de: 147.098.660 km. Casi la misma medida en una escala terrestre. ¿Una casualidad?
  • Y hay muchas otras medidas astronómicas inscritas en las grandiosas pirámides de Egipto.

Seguramente, los egipcios poseían conocimientos ocultos que nos seguirán asombrado por siglos. Analicemos, solo en parte, algunos de los misterios de la Gran Pirámide, la atribuida al faraón Keops.

 

LA TUMBA DE LOS FARAONES:

Otro de los misterios de la Gran Pirámide, es: su construcción interior y, junto a ello, la ausencia de jeroglíficos, tan comunes en los templos y construcciones de los faraones, tan acostumbrados a sembrar y reflejar en ellos, parte de su historia.

Y para añadir otro más.

Nunca se encontró, a pesar de estar el sarcófago del faraón en la cámara real, ningún resto de tumba, ninguna momia, ningún ajuar funerario.

¿No sirvieron entonces como tumbas?

¿Fue saqueada y por ello no se ha encontrado nada?

¿Aun?

Porque según se dice, dentro de la gran Pirámide, según los últimos estudios del robot del investigador Rudolph Gantenbrink existen cámaras secretas y ocultas, a nuestros ojos.

Quizás, como afirman algunos egiptólogos, en alguna de esas cámaras secretas, se pueda encontrar aun, la momia del gran faraón Keops.

Es otro de los misterios que guardan las maravillas de las pirámides.

 

Pero hay más.

Mas recientemente, en su último viaje a Egipto, el equipo ScanPyramids, descubrió una anomalía dentro de la estructura de la Gran Pirámide, ¿quizás una nueva sala, una nueva cámara desconocida hasta la fecha?

¿Quizás el lugar donde se halla la momia de su constructor: el faraón Keops?

 

LA FORMA PIRAMIDAL CONTRIBUYE A LA MOMIFICACIÓN.

Esa es otra de las teorías.

Si se construye una pirámide a escala, con las medidas de la gran pirámide, se puede comprobar, como los alimentos, encerrados en ella, se conservan, se momifican; como si el tiempo se detuviera dentro de ella.

Parece ser otro de los secretos desconocidos de la Gran Pirámide.

Pero hay más.

 

EL REVESTIMIENTO DE LAS GRANDES PIRÁMIDES

Las tres grandes pirámides tenían un recubrimiento exterior.

Por ejemplo, la mayor de todas, la de Keops, tenía una cubierta de piedra caliza de color blanco, extremadamente pulido que la hacía resplandecer, como un faro, en medio del desierto.

Gran parte de esas piedras pulidas, ha desaparecido en la actualidad, se utilizaron para construcciones del Cairo medieval, según algunas crónicas; conservándose, solo una mínima parte en su base, aun visibles en la actualidad.

Las otras dos, también tenían esos revestimientos, de diferentes colores, los que haría que la meseta fuera un faro de atracción en medio del desierto.

Para terminar, en la gran pirámide falta su cúspide. El piramidion.

Se dice que era una de oro y que refulgía tanto como el sol.

Esa gran pirámide, la supuesta tumba del faraón Keops, de más de 140 metros de altura, fue considerada como el edificio más alto del mundo durante 3.800 años.

 

Asombró a todos los viajeros antiguos que llegaron hasta ella.

Y fue Filón de Bizancio en el año 225 AC, quien dijo:

 “Con obras como estas pirámides, los hombres suben hasta el mundo de los dioses, o los dioses descienden hasta el mundo de los hombres”.

 

Son muchas las preguntas que quedan sin respuesta aún.

Quizás, lo mejor sea, viajar a Egipto, visitar y ver, con nuestros propios ojos, esas maravillas que siguen asombrando a millones de seres de todo el mundo y, sacar, nosotros mismos, nuestras propias conclusiones.

¡El viaje a Egipto, a las pirámides de Giza, bien merece la pena!