Jordania

 

Requisitos de entrada

El visado se obtiene a la entrada del país y es necesario pasaporte con validez de 6 mes. Coste aproximado de 20 €. A partir de 5 personas en gratuito.

Arte y cultura

La cultura jordana está basada en la tradición árabe y en ella juegan un importante papel elementos pertenecientes a la religión islámica. No obstante, y dado el carácter aperturista del país en las últimas décadas, la actual cultura jordana aglutina en sus formas la tradición y la modernidad, compaginando los rasgos patrios con influencias de tipo occidental sin por ello renunciar a una identidad propia.

Música

La música jordana, que acusa una fuerte influencia beduina refleja la armónica conjunción de buen gusto que surge de la unión de instrumentos indígenas con rasgos e instrumentos occidentales.

Literatura

Aunque Jordania se ha desarrollado rápidamente entrando en la escena artística, incluyendo a artistas femeninas de gran categoría, sin embargo, el terreno literario en general y lo referente a géneros modernos como la novela en particular, resulta relativamente reciente en el mundo árabe, emergiendo las primeras obras empezaron en el S. XIX. Lo que caracteriza a esta región es una tradición poética altamente estructurada y compleja influenciada por el Corán.

Pintura

Debido a la prohibición islámica de realizar cualquier representación gráfica de seres humanos ó animales, la pintura de los países árabes en general sigue unas pautas muy marcadas. Es por ello que los artistas jordanos han desarrollado una pintura figurativa al estilo tradicional de occidente desde hace ya un siglo, pintura que destaca por la elaborada finura que exhiben los complicados diseños geométricos que adornan mezquitas y manuscritos, así como de la extravagante caligrafía de la lengua árabe.

Artesanía

En Jordania existe una gran tradición en lo referido a la confección de tejidos, destacando especialmente su habilidad para la costura en la vestimenta de las mujeres. El colorido y los vistosos diseños, que cambian según las tribus y las ciudades, son tremendamente cautivadores en sí mismos y están llenos de significado, los patrones variados, el tipo de puntadas y los diversos colores del hilo de rosca reflejan el estado civil de la mujer de manera que se puede saber si es casada, soltera o viuda. La orfebrería también es importante, especialmente en los objetos elaborados con oro, el soplado de vidrio y la cerámica.

Tradiciones y costumbres

El pueblo jordano se caracteriza por su hospitalidad. Los jordanos son un pueblo amistoso con el que el visitante se encuentra a gusto donde quiera que vaya, desenvolviéndose el día a día en Jordania en torno a la vida familiar y vecinal. La población actual de Jordania comprende más de 5 millones de habitantes repartidos por todo el territorio, si bien la mayor parte de los mismos se encuentra concentrada en los alrededores de la capital. Asímismo hay una importante población de refugiados de otros países árabes -sobre todo palestinos- que residen dentro de sus fronteras. Se calcula que aproximadamente el 98% de la población es de origen árabe aunque también hay algunas comunidades formadas por chechenos, armenios y kurdos. La lengua oficial de Jordania es el árabe, siendo el inglés la segunda lengua más hablada del país. Aproximadamente el 92% de la población practica el islamismo y pertenecen a la rama suní. A este grupo le sigue el de los católicos ortodoxos (un 6%). Otros grupos religiosos existentes en Jordania son los drusos, coptos, circasianos y musulmanes chiítas. Para la población musulmana los valores religiosos forman parte de la vida social.

Gastronomía

El plato nacional de Jordania es el Mansaf, cordero cocinado con yogur y servido sobre arroz. Otros platos típicos de la cocina jordana por excelencia son el Musakhan (plato a base de pollo asado con cebollas, piñones y aceite de oliva servido sobre pan árabe), el Maglouba (que lleva carne ó pescado mezclado con verdura y arroz) y el Sheish Khabab (consistente en trozos de cordero ó pollo a la brasa con cebolla y tomate). También destacan el Zahtar (hummús ó puré de garbanzos condimentado con especies y que se come con pasteles de falafel).

Clima

El clima en Jordania es tipo mediterráneo semiárido con días soleados, sin nubes y noches frescas. La primavera y el otoño son agradables. La época de lluvias se extiende de Febrero a Marzo pero sólo en el norte del país. Aqaba, disfruta de un cálido y soleado invierno en el Mar Rojo. El Valle del Jordán tiene en cambio temperaturas más suaves durante el invierno alcanzando un promedio de 16 a 22º C.

Indumentaria

Un sombrero y gafas de sol, son esenciales en verano. Pero incluso en verano las noches son frías, así que se aconseja ir equipados con jerseys. Los inviernos pueden ser fríos en extremo, especialmente en la parte este. Tanto hombres como mujeres deben procurar usar ropas más conservadoras al entrar en las mezquitas.

Diferencia horaria

Jordania posee una diferencia horaria de dos horas más respecto a Españ

Moneda de Jordania

Presupuesto diario para Jordania

Hasta 40 jod

Comida callejera y en mercados: menos de 5 JOD

Transporte público: 5 JOD

Entre 40 Y 120 jod

Comidas en restaurantes locales: 10 JOD

Coche de alquiler: 50 JOD

Entradas/actividades sin guía: 10 JOD

Más de 120 jod

Almuerzo/cena bufé: desde 15 JOD

Alquiler de todoterreno: 120 JOD

 

Dinero en Jordania

Moneda de Jordania

La divisa de Jordania es el dinar (JOD); 1 dinar equivale a 1000 fils. A veces se oye el término piastra o qirsh: se refiere a 10 fils (1 dinar equivale a 100 piastras). Cuando se da un precio suele omitirse la unidad; así, si dicen que algo cuesta 25, hay que averiguar si se trata de fils, piastras o dinares. Suele ser obvio según el contexto, y a la mayoría de los jordanos ni siquiera se les pasa por la cabeza timar a un extranjero.

Hay monedas de 1, 5, 10, 25 y 50 piastras (las últimas dos están marcadas como un cuarto y medio dinar, respectivamente). Hay billetes de 1, 5, 10, 20 y 50 JOD. Se recomienda cambiar los billetes grandes siempre que sea posible (p. ej., al pagar en gasolineras o la cuenta del hotel), pues los establecimientos pequeños quizá no tengan cambio.

Cajeros automáticos en Jordania

Existen por todo el país y el uso de las tarjetas de crédito está muy extendido.

Regateo

Es habitual en Jordania, pero el margen entre precio inicial y final no es muy amplio. De hecho, regatear por cosas de poco valor se hace más por el intercambio social que por obtener un descuento. Hay pautas útiles para lograr un buen trato, pero en resumen, el viajero debe fijarse el precio máximo que pagaría por el objeto y, si el vendedor lo iguala, es un buen precio.

Cambio de moneda en Jordania

Es fácil cambiar dinero en Jordania. Casi todas las monedas principales se aceptan en efectivo.

No hay restricciones sobre la cantidad de dinares que se pueden introducir en Jordania. También se pueden cambiar dinares por otras monedas extranjeras en el país.

Las divisas libanesa, egipcia e israelí pueden cambiarse en Ammán. La egipcia y la israelí también pueden canjearse fácilmente en Aqaba. Bancos y casas de cambio cobran casi lo mismo por cambiar dinero en efectivo, pero los grandes hoteles cobran más. En las fronteras y aeropuertos hay pequeñas sucursales de los principales bancos.

Tarjetas de crédito

Se aceptan la mayoría de las tarjetas de crédito principales en los hoteles y restaurantes de precio alto, agencias de viaje, tiendas grandes de recuerdos y librerías. A veces se añaden comisiones de hasta el 5% de la cuenta, por lo que es mejor sacar dinero y pagar en efectivo. Conviene anotar aparte los números de emergencia del revés de las tarjetas de crédito, por si se pierden.

Duty free

Hay tiendas duty free en el aeropuerto internacional Reina Alia y junto al Century Park Hotel de Ammán. También hay tiendas pequeñas en los pasos fronterizos con Israel y los Territorios Palestinos. Casi todas las tiendas de lujo ofrecen devolución de impuestos.

Impuestos

Se aplica un impuesto del 16% sobre las ventas, aunque solo suele ocurrir en restaurantes de precio medio y alto, los cuales, junto con los hoteles de la misma categoría, pueden añadir otro 10% en concepto de servicio. La zona económica especial de Aqaba carga un impuesto sobre las ventas de solo un 5%, por lo que muchos jordanos viajan hasta allí para comprar a mejor precio.

Propinas en Jordania

Son muy usuales en Jordania, y se recomienda seguir las costumbres locales.

Restaurantes de precio alto Se espera una propina del 10% (a menudo incluida en la cuenta).

Cafeterías Se redondea hasta los siguientes 500 fils.

Taxis En Ammán, se suele dejar el 10%. En otros lugares, se pueden dejar las monedas pequeñas.

Trabajadores de gasolineras Se dejan las monedas pequeñas.

Hoteles Más o menos 1 JOD por maleta. No es obligatorio para el personal de limpieza.

Guías Sobre un 10% por persona.

Dinero iraquí

Los coleccionistas de billetes y monedas pueden estar interesados en el dinero iraquí antiguo, con el retrato de Saddam Hussein, que se vende en algunas esquinas del centro de Ammán. Incluso si son falsos, es una buena manera de entablar conversación con los refugiados iraquíes que los venden.

Electricidad

En Jordania la corriente eléctrica es de 220 voltios. Los enchufes son de clavija redonda.

Compras

Entrar en un zoco de Jordania supone para el visitante entrar en otro mundo en el que podrá encontrar cientos de artículos que deseará llevarse como recuerdo de su visita al país. Normalmente los artículos no tienen marcados los precios, por lo que el arte del regateo se hace imprescindible, siendo ya una costumbre y parte del encanto de las compras.

Transporte

Viajar a través de Jordania es una agradable experiencia gracias a la buena red de carreteras constantemente incrementada y mejorada que sitúa los principales centros turísticos del país a pocas horas de la capital. Los service-taxis, blancos, que siguen rutas fijas a través de la ciudad y taxis amarillos con taxímetro.

Propinas

La costumbre es dejar una propina correspondiente al 10% del importe. Es aconsejable dar propina a los porteros y maleteros de hoteles. No es habitual dar propina a los taxistas, aunque conviene negociar claramente el precio antes de tomar un servicio en el caso de taxis sin taxímetro.

Zonas de interés

Una de las ciudades más antiguas del mundo, es la actual capital del Reino Hachemita de Jordania. Fue construida sobre siete colinas, la ciudad cubre dichas colinas, denominadas jabal, con un manto de edificios blancos, beiges y ocres que le confieren un aspecto cromático peculiar. Es debido a las piedras autóctonas usadas en la construcción es la ciudad es conocida con el apodo de La Ciudad Blanca. Amman es una ciudad dinámica con una población de más de un millón de habitantes y un activo centro comercial y administrativo en constante crecimiento. Conocida en tiempos de la Biblia era conocida como Rabbath Ammon. Durante el reinado de Ptolemy Philadelphus 283-246 a.C. la ciudad fue reconstruida y llamada Filadelfia. Cuando la conquistó el Rey Herodes en 30 a.C. pasó a formar parte del imperio romano, llegando a ser considerada un miembro de la Decápolis al ser incluida entre las diez principales ciudades Greco-Romanas en la zona oriental del imperio romano en el S. I a.C. En el S. IV, tras la conversión del emperador Constantino al cristianismo se convirtió en sede episcopal. Posteriormente florecería bajo el mandato de las dinastías Omeya y Abbasi. En 1921 Abdullah I la nombró sede del emirato de Transjordania y posteriormente fue ratificada capital del Reino Hachemita de Jordania. La ciudad de piedra se levanta majestuosa entre el Mar Muerto y el Golfo de Aqaba en el estrecho desfiladero del Siq. Este largo cañón mide algo más de un kilómetro de largo y protege la ciudad con impresionantes barrancos de unos 100 m de altura. El acceso a Petra se realiza desde Amman por el Camino de los Reyes ó a través del camino del Desierto. Antigua capital del reino nabateo fundada en el S. III a.C., Petra llegó a ser el centro de comercio de Arabia y uno de los principales destinos de las rutas de caravanas procedentes de la India, Mesopotamia y del resto de Oriente. En el año 106 d. C., durante el mandato del emperador Trajano, este oasis escondido entre montes se convirtió en provincia romana. Durante el S. IV d. C. la ciudad fue seriamente afectada por un terremoto y tras convertirse Constantinopla en la capital del Imperio Bizantino, Petra fue perdiendo importancia y cayó en el olvido. Durante siglos este remoto lugar permaneció custodiado por los beduinos y oculto a los ojos de viajeros, exploradores y aventureros. Sin embargo, en el S. XIX un explorador suizo llamado Johann L. Burckhardt "redescubrió" para occidente las ruinas de esta impresionante ciudad. Los trabajos de arqueología realizados en época posteriores este lugar sacaron a la luz impresionantes edificios excavados en la roca rosa. Esta pequeña provincia del norte de Jordania vivió su época de esplendor en el S. I a.C. cuando bajo dominio romano comenzaron a florecer las poblaciones y pasó a convertirse en un importante centro para el comercio de la época. Numerosas construcciones romanas fueron erigidas en su territorio, muchos de las cuales fueron transformadas posteriormente en iglesias cristianas. Distante tan sólo veinte minutos en automóvil, y al oeste de Jerash, en la aldea de Ajlun, se encuentra un notable castillo del siglo XII, encaramado en la cima de una importante montaña, conocido por Qalaat al Rabad. Fue construido en 1.184 por Izzedin Usama, uno de los generales del Caudillo árabe Salah-al-Din (Saladino). Esta provincia del oeste de Jordania, que contiene numerosos lugares relacionados con las sagradas escrituras de la Biblia, fue una de las principales poblaciones de la zona durante el esplendor del Imperio Bizantino. Las numerosas obras de arte que de dicha cultura se pueden encontrar aquí así lo atestiguan. Apodada "la ciudad de los mosaicos", se encuentra al sur de Amman. Con unos orígenes que se remontan a la Edad del Bronce, la actual Madaba fue antaño la ciudad moabita de Medeba, mencionada en la Biblia. La ciudad pasó a través de los siglos a estar dominada por nabateos, romanos y árabes. A finales del S. XIX fue "descubierta" como un importante enclave arqueológico ya que allí se encuentra una de las más grandes colecciones de mosaicos del mundo, llegando a tener, algunos de ellos, más de 1.400 años. La mayor parte de los mosaicos pertenecen a las épocas Bizantina y Omeya, de gran prosperidad. Gran parte de la población de la actual de Madaba pertenece al cristianismo ortodoxo, siendo la principal comunidad ortodoxa del país. El famoso desierto de Lawrence de Arabia que posee un paisaje lunar espectacular. Es una ciudad costera en el sur de Jordania, con puerto internacional aparte de ciudad de vacaciones y de practica de buceo

 

Cuándo ir a Jordania

Mejor época para ir a Jordania

Temporada primavera (mar-may)

Hay que reservar alojamiento en las zonas más turísticas. Los precios son más altos.

Temporada Otoño/invierno (sep-feb)

El mejor momento para visitar el mar Rojo; los precios en Aqaba y alrededores suben.

Temporada verano (jun-ago)

En pleno verano el clima del desierto es extremo, con temperaturas agobiantes en todo el país.

Los precios bajan en Amman pero suben en Mar Rojo y Mar Muerto ,

 

Clima en Jordania

Temporada alta (mar-may)

El clima en todo el país es perfecto: días cálidos y noches frescas.

El norte se cubre de flores silvestres en abril.

Temporada media (sep-feb)

El frío nocturno en el desierto, algunas veces en el mes de enero o/y febrero, llega alguna ola de frio y se limita alguna actividad como el desierto, si llega a hacer mucho fría o alguna nevada

Temporada baja (jun-ago)

En pleno verano el clima del desierto es caloroso, con temperaturas altas en todo el país, 35 a 40 grados

 

Consejos para viajar a Jordania

¿Es seguro viajar a Jordania?

Tras la Primavera Árabe

Jordania es un lugar seguro para los visitantes. La revuelta democrática de la Primavera Árabe del 2011 se vivió de forma fugaz en Jordania. El rey Abdalá II es un líder respetado y cuenta con el favor de la opinión pública por sus esfuerzos por introducir reformas democráticas y erradicar la corrupción pública.

Compromiso con la seguridad

En la última década, el Gobierno jordano ha hecho una importante inversión en turismo. Con tanto en juego en cuestión de ingresos, se respira un deseo colectivo de mantener la reputación del país como destino seguro. Estas son algunas de las medidas gubernamentales al respecto:

Gran presencia de fuerzas de seguridad en muchos hoteles turísticos.

Detectores de metal en hoteles y algunos edificios públicos.

Policía turística en los lugares más importantes.

Controles en todas las zonas fronterizas.

Qué hacer

Estar alerta en las ciudades y alejarse de grandes concentraciones.

Cooperar educadamente en los controles de seguridad a la entrada de los hoteles y en las carreteras.

Mantenerse al día de las noticias en los periódicos de lengua inglesa publicados en Ammán.

Comprobar en internet las últimas advertencias sobre viajes del ministerio del país de origen.

Consultar en la embajada o consulado en Jordania sobre preocupaciones concretas.

Registrarse en la embajada o consulado al llegar si ha habido desórdenes públicos recientes.

Confiar en la policía, el ejército y las fuerzas de seguridad. Son muy cordiales, honrados y hospitalarios, como el resto de sus compatriotas.

Qué no hacer

No preocuparse en exceso; la probabilidad de tener problemas es muy baja.

No entablar conversaciones sobre política con personas recién conocidas.

Consejos gubernamentales para el viajero

Las siguientes webs gubernamentales ofrecen consejos de viaje e información sobre zonas conflictivas actuales.

Ministerio de Asuntos Exteriores de España (www.exteriores.gob.es)

Departamento de Estado de EE UU (http://travel.state.gov)

 

Otros peligros

Campos de minas

Jordania firmó el Tratado Internacional de Ottawa sobre la prohibición de minas antipersona y, en el 2012, se convirtió en el primer país árabe en declararse libre de minas. Los antiguos grandes campos minados en zonas fronterizas entre Jordania y Siria ya no existen, aunque informes no corroborados afirman que recientemente se han colocado minas en el lado sirio debido a la guerra civil en ese país.

Robos y delitos

El índice de criminalidad es bajo. Por lo general, dejar las bolsas al cuidado de un miembro del personal de una estación de autobuses o un hotel es seguro. Hay que evitar sacar conclusiones precipitadas si se extravía algo, ya que los jordanos tienen mucho que perder en un país en el que robar a los invitados está muy mal visto.

Los castigos son muy severos y, en un país con mucho desempleo, hay muchas posibilidades de perder un trabajo sin grandes esperanzas de conseguir otra forma de ganarse la vida en el futuro. Aun así, hay que estar al tanto de algunas estafas.

Estafas habituales

Paseo en taxi El taxímetro es en fils, no en dinares, y algunos visitantes se confunden a la hora de pagar. Quizá comprensiblemente, el taxista raramente indica el error.

Artesanía local Los dueños de algunas tiendas aseguran que su artesanía es local y los beneficios redundan en la comunidad, cuando en realidad es importada.

Dinero regalado Las presuntas ‘antigüedades’ a menudo son existencias del año anterior cubiertas de una convincente capa de polvo. Las lámparas de aceite y monedas ‘antiguas’ rara vez son lo que parecen.

¡El dinero o las luces! Algunos niños en las carreteras entre Madaba y el mar Muerto paran a los coches de alquiler y piden dulces o 1 JOD. Si el conductor se niega, apedrean el coche, apuntando sobre todo a las luces.

Una acogedora cueva En Petra, algunos hombres se acercan mujeres que viajan solas y les ofrecen la luna, una cama bajo las estrellas y el mundo entero. Después llegan las peticiones de dinero, que pueden continuar incluso después de que la víctima del flechazo haya vuelto a casa.

Cuestiones legales en Jordania

El sistema legal jordano ha evolucionado a partir de distintas tradiciones. El derecho civil y mercantil se basa en gran parte en una ley consuetudinaria de estilo británico, mientras que los asuntos religiosos y familiares los resuelven los tribunales islámicos, que aplican la sharia, o sus equivalentes eclesiásticos para los no musulmanes. En resumen:

La edad mínima legal para conducir y beber es de 18 años.

La edad de consentimiento para hombres y mujeres es de 16 años.

Una persona puede ser procesada según las leyes sobre la edad de consentimiento del país de origen, incluso en un país extranjero.

Los viajeros deben respetar las leyes del país.

El consumo de drogas de cualquier tipo se castiga duramente.

Es ilegal criticar al rey.

No se toleran el exceso de velocidad, conducir bajo los efectos del alcohol o no llevar el cinturón.

Si el viajero incumple la ley, su embajada solo podrá contactar con parientes y recomendar abogados locales.

Se aconseja consultar la información actualizada sobre seguridad para Egipto en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Sanidad en Jordania

La clave para no tener problemas de salud es la prevención y el sentido común. Las enfermedades infecciosas pueden evitarse con unas sencillas precauciones. En caso de necesitar vacunas, se debe ir al médico ocho semanas antes de viajar, ya que algunas requieren varias dosis o tardan un tiempo en resultar efectivas.

Las razones más habituales para necesitar atención médica son los accidentes de tráfico, que pueden evitarse, en parte, usando el cinturón y respetando los límites de velocidad de las carreteras, que no están en las mejores condiciones.

Los centros médicos suelen ser muy buenos, sobre todo en Ammán, donde hay excelentes hospitales modernos. En caso de emergencia hay que ponerse en contacto con la embajada o el consulado donde, al menos, se recibirá información fiable. Y no hay que olvidarse del seguro médico.

 

Antes de partir

Seguro médico

Se recomienda encarecidamente contratar uno antes de viajar a Jordania, comprobando que incluya lo siguiente:

pago directo a los profesionales de la salud (o reembolso) para gastos en Jordania

ayuda para localizar la asistencia médica más cercana

tratamientos dentales de urgencia

repatriación al país de origen o transporte aéreo a mejores instalaciones médicas

Lista de medicinas

Conviene llevar:

Paracetamol o aspirina

Pomada antibacteriana para cortes y abrasiones

Antidiarreicos (p. ej. loperamida)

Antihistamínicos (para rinitis alérgica y reacciones alérgicas)

Repelente contra insectos con DEET (para el cuerpo)

Espray insecticida con permetrina (para la ropa, tiendas y mosquiteras)

Pastillas de yodo o cualquier otro método de purificación del agua

Sales de rehidratación oral

Protector solar

Viajar con medicación

Las medicinas deben transportarse en sus envases originales, con etiquetas que indiquen su contenido. Conviene llevar una carta del médico, fechada y firmada, donde se describan las afecciones médicas y la medicación necesaria, incluida su denominación genérica. Si se viaja con jeringas o agujas, se debe llevar una carta del médico donde se explique su necesidad y tenerla siempre a mano al cruzar fronteras.

Webs

Antes de viajar hay que consultar las webs de los departamentos de salud:

Argentina (www.msal.gov.ar)

Chile (www.minsal.cl)

España (www.mscbs.gob.es)

EE UU (www.cdc.gov/travel)

México (www.insp.mx)

Además de estas webs oficiales, las siguientes ofrecen información útil en temas de salud:

Centers for Disease Control (www.cdc.gov) Cuestiones de salud al visitar Jordania y sus países vecinos.

MD Travel Health (www.mdtravelhealth.com) Recomendaciones de salud durante el viaje para todos los países, actualizadas diariamente y gratis.

Organización Mundial de la Salud (www.who.int/ith) Publica un libro en línea gratuito, Viajes internacionales y salud (la versión en inglés, International Travel and Health, se revisa anualmente).

Otras lecturas

International Travel Health Guide (Stuart R. Rose, MD)

The Travellers’ Good Health Guide (Ted Lankester) Guía de particular interés para voluntarios y expatriados que trabajan en Oriente Próximo.

Traveller’s Health (Dr. Richard Dawood)

Viajar con niños (Lonely Planet) Incluye consejos de salud al viajar con niños.

En Jordania

Disponibilidad y coste de la asistencia médica

La asistencia médica es de calidad y todos los tratamientos de urgencia que no requieren hospitalización son gratis. Resumen de los servicios disponibles:

Hospitales modernos y bien equipados, tanto públicos como privados, en Ammán, Irbid, Aqaba y Karak.

Buenos hospitales regionales en Madaba, Ramtha y Zarqa.

Centros de salud en todas las poblaciones.

Dentistas bastante modernos y bien equipados en ciudades grandes.

Farmacias bien surtidas en la casi todas las ciudades, que además asesoran.

Todos los médicos (y la mayoría de los farmacéuticos) hablan inglés; muchos han estudiado en el extranjero.

En los periódicos en lengua inglesa aparecen los números de teléfono de farmacias y hospitales.

Ambulancias: 911.

 

Agua y comida

Agua

Suele ser seguro beber agua del grifo, pero si el viaje va a ser corto es mejor beberla embotellada. Se vende por doquier; hay que comprobar que el precinto no esté roto. También se puede hervir el agua del grifo 10 min, usar pastillas para purificar el agua o un filtro.

El agua del grifo del sur del país, sobre todo en Wadi Rum, proviene de fuentes naturales de Diseh, por lo que es muy pura. No se debe beber agua en los wadis, ya que en las pozas puede haber abrevado el ganado. En el valle del Jordán la disentería amebiana puede causar problemas.

En caso de quedarse tirado en el desierto, conviene recordar que es más fácil enfermar de gravedad (e incluso morir) por deshidratación que por un estómago revuelto. Es decir, si se nos ofrece agua en caso de necesidad, es mejor preocuparse de su procedencia después de beber.

Prevenir la diarrea

El riesgo de enfermar por comer alimentos preparados en condiciones antihigiénicas es mínimo, sobre todo si se siguen estas pautas:

Evitar el agua del grifo a menos que esté hervida, filtrada o desinfectada químicamente (pastillas de yodo).

Ir con cuidado con los helados; pueden haberse derretido y vuelto a congelar (p. ej., por apagones).

Ser precavido con moluscos como mejillones, ostras y almejas, sobre todo fuera de Aqaba, así como con los platos de carne cruda de los restaurantes libaneses.

Es mejor comer en restaurantes con mucha rotación de clientela y ser cauto con los bufés que pueden tener más de un día.

 

Enfermedades infecciosas

Difteria y tétanos

La difteria se transmite por vía respiratoria. Causa fiebre alta y dolor de garganta. A veces se crea una membrana en la garganta que obliga a practicar traqueotomías para evitar la asfixia. Se recomienda la vacuna para las personas que vayan a estar en contacto próximo con la población local de zonas infectadas. Se administra por inyección única o junto a la del tétanos (es posible haber recibido la vacuna combinada de niño) y dura 10 años.

Hepatitis A

Se transmite a través de agua y alimentos contaminados (sobre todo, moluscos). Causa ictericia y, aunque no suele ser mortal, puede causar letargia prolongada y una recuperación lenta. Los síntomas incluyen: orina oscura, esclerótica amarilla, fiebre y dolor abdominal. La vacuna se administra inyectada; la de la hepatitis A y la fiebre tifoidea pueden administrarse en dosis única.

Hepatitis B

Se transmite a través de sangre infectada, agujas contaminadas o relaciones sexuales. Puede causar ictericia, afecta al hígado y puede llegar a provocar insuficiencia hepática. Todos los viajeros deberían vacunarse. Muchos países han añadido esta vacuna en los calendarios de vacunación infantiles. Se administra sola o junto a la de la hepatitis A. Un ciclo de vacunación, que se puede administrar a lo largo de cuatro semanas o seis meses, proporciona una protección mínima de cinco años.

VIH

Se contagia a través de sangre y componentes sanguíneos infectados, por relaciones sexuales con una persona infectada o de una madre infectada a su hijo recién nacido. Se puede transmitir por contacto sanguíneo en instrumental médico contaminado en procedimientos médicos y dentales, acupuntura, perforación corporal o compartir agujas intravenosas.

No existen cifras fiables sobre el número de personas con VIH o SIDA (ni siquiera la agencia de la ONU, UNAIDS, tiene datos) en Jordania, pero dados los tabúes de la sociedad jordana sobre drogas, homosexualidad y promiscuidad, la enfermedad es relativamente rara. El contagio por transfusión sanguínea es tan improbable como en la mayoría de los países occidentales y, además, lo más probable es que en caso de requerir cirugía se opte por repatriar al viajero.

Para solicitar una segunda ampliación de visado para una estancia superior a tres meses puede ser necesario presentar una prueba negativa de VIH.

Poliomielitis

Se suele transmitir a través de agua o comida contaminada. Su vacuna se administra en la infancia y debería darse una dosis de refuerzo cada 10 años, oral (una gota sublingual) o inyectada. Se puede ser portador asintomático, aunque puede causar fiebre transitoria y, en casos excepcionales, debilidad muscular o parálisis potencialmente permanente. Actualmente la enfermedad no está presente en Jordania, pero prevalece en los países vecinos.

Rabia

Se transmite a través de mordeduras o de la saliva de un animal infectado en contacto con heridas abiertas. Es mortal. Deben vacunarse quienes trabajen con animales y todo aquel que viaje a zonas alejadas donde no exista la seguridad de conseguir vacuna tras la mordedura en menos de 24 h. Se deben administrar tres inyecciones en un mes. En caso de contacto con un animal infectado y no estar vacunado se necesita un ciclo de cinco inyecciones a iniciar en las 24 h posteriores a la herida. La vacunación no ofrece inmunidad total, solo proporciona tiempo para buscar asistencia médica.

Tuberculosis

Se transmite por vía respiratoria y, a veces, a través de leche o productos lácteos infectados. La vacuna BCG se recomienda para los viajeros que vayan a estar en contacto cercano con la población local. Es más importante para quienes van a visitar a la familia, planean una estancia larga o para quienes trabajen en educación o sanidad. Puede ser asintomática, aunque los síntomas pueden incluir tos, pérdida de peso o fiebre, meses o, incluso, años después de la infección. Para confirmar el diagnóstico se necesita una radiografía. La BCG protege moderadamente de la tuberculosis. Causa una cicatriz permanente en el punto de inyección y suele administrarse únicamente en clínicas especializadas en neumología. Al ser una vacuna viva no debe administrarse a mujeres embarazadas o personas inmunodeprimidas. La vacuna BCG no está disponible en todos los países.

Fiebre tifoidea

Se contagia a través de agua o alimentos contaminados por heces humanas infectadas. El primer síntoma suele ser fiebre o un sarpullido abdominal de color rosa. Puede causar septicemia. La vacuna protege durante tres años. En algunos países también se administra la vacuna oral Vivotif.

Fiebre amarilla

No hay que vacunarse contra la fiebre amarilla a menos que se llegue desde una zona de transmisión o se haya estado en una zona de transmisión dos semanas antes de entrar en Jordania. En ese caso es necesario un certificado de vacunación de fiebre amarilla acreditado por una clínica competente.

Peligros medioambientales

Jordania no es un país peligroso, pero existen riesgos relacionados con el desierto. Puede ser problemático ir de excursión por el desierto a pleno sol, sobre todo en Wadi Rum. A pesar de que los problemas derivados del calor son los más habituales, no hay que olvidar que en invierno hace mucho frío, por lo que si se acampa de diciembre a febrero sin el material adecuado el riesgo de hipotermia es alto.

Seguro de viaje

Es esencial contar con un seguro en caso de robo, pérdida e incidencias médicas. La póliza debería cubrir las ambulancias y la repatriación urgente en avión.

Algunas pólizas excluyen las actividades peligrosas, como el motociclismo e incluso el senderismo. Se debe tener un seguro para practicar submarinismo en Aqaba (el tratamiento de cámara de decomprensión es muy caro).

Hay pólizas que gestionan los gastos médicos u hospitalarios directamente, y en otras se solicita el pago de esos gastos posteriormente, por lo que hay que guardar toda la documentación. Algunas compañías piden que se llame a cobro revertido a un centro en el país de origen, donde se evalúa inmediatamente el problema.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

 

Visado para ir a Jordania

¿Se necesita visado para Jordania?

Todos los visitantes necesitan un visado, que puede obtenerse a la llegada al país (40 JOD para la mayoría de las nacionalidades), tanto en aeropuertos internacionales como en la mayoría de las fronteras terrestres de Jordania.

¿Cómo y dónde pedir el visado para Jordania?

Aeropuerto

En los mostradores de inmigración del aeropuerto de Ammán se expiden los visados a la llegada sin necesidad de rellenar ningún formulario. Se paga en dinares jordanos.

Fronteras terrestres

Los visados para Jordania se expiden en el puente del Jeque Hussein desde Israel, pero no en el puente del Rey Hussein ni en Wadi Araba. El Jordan Pass se acepta en todas las fronteras terrestres. Las fronteras con Iraq y Siria están abiertas, pero no se consideran seguras.

Actualmente no se puede obtener un visado si se llega a Jordania por el puente del Rey Hussein o por Wadi Araba. Se puede consultar el estado actualizado de los cruces fronterizos de Jordania en la web de la Oficina de Turismo de Jordania.

Zona económica de Aqaba

Si se llega a Aqaba en un vuelo internacional o en barco desde Nuweiba (Egipto), se tiene derecho a un visado gratis como parte del acuerdo de libre comercio con la Zona Económica Especial de Aqaba (ASEZA).

Visado múltiple

Los visados de entrada múltiple (desde 60 JOD) deben obtenerse con antelación en las embajadas o consulados jordanos fuera del país. En Oriente Próximo, Jordania tiene embajadas en todos los países vecinos, incluido Israel y los Territorios Palestinos. Pero si se planea viajar por otras zonas de la región, es mejor evitar sacar un visado múltiple jordano en Israel y los Territorios Palestinos, pues muchos países árabes rechazan la entrada a quienes tengan sellos o documentación israelíes en sus pasaportes.

Extensión del visado

En Ammán y Aqaba puede conseguirse fácilmente por 40 JOD para estancias de hasta tres meses. El proceso es sencillo pero comporta cierto ajetreo, aunque pocas veces se tardará más de 30 min en cada oficina.

Se debe pedir al personal del hotel que escriba una breve carta confirmando que el solicitante se aloja allí.

Hay que pedirles que rellenen dos copias de una pequeña tarjeta (o fotocopia) con los detalles del hotel.

Se debe rellenar el formulario de solicitud de extensión del visado en el revés de esta tarjeta (está en árabe, pero el personal del hotel puede traducirlo, y se puede cumplimentar en inglés).

Se entrega en la comisaría de policía correspondiente el formulario, la carta, fotocopias de las páginas principales del pasaporte y la página con los visados jordanos, así como el pasaporte.

Se va a la comisaría de policía de 10.00 a 15.00 de sábado a jueves (mejor llegar temprano).

Se espera la extensión (suele concederse al momento).

Tras reunir la documentación necesaria, el proceso de inscripción en una comisaría de policía es cuestión de 30 min. Puede que pidan un análisis de VIH, que suele tardar 24 h. La estancia máxima permitida a través de la extensión del visado es de seis meses. Cada día que se permanece en el país sin formalizar el visado se multa con 1,5 JOD. Este importe debe pagarse al obtener la extensión, o al salir de Jordania en un mostrador situado justo antes de inmigración en el aeropuerto internacional Reina Alia de Ammán.

En Ammán, se puede iniciar el proceso de presentación de la documentación para la extensión del visado en la comisaría de Al Madeenah 06 465 7788; 1ª planta, Al Malek Faisal St, centro), frente al Arab Bank.

Se aconseja consultar la información actualizada sobre documentación y visado para Jordania en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

 

Qué ver y qué hacer en Jordania

 

Ruinas del Imperio

En un país cubierto por ruinas de antiguas civilizaciones, puede ser difícil recordar que Jordania no es solo una reliquia del pasado, sino que se trata de una nación progresista con una cultura contemporánea dinámica. Y no hay mejor lugar para sentir el ritmo de la Jordania moderna que Ammán, con sus restaurantes internacionales, su vida nocturna vanguardista y sus modernas zonas comerciales. Para quienes gusten de la historia, la capital ofrece sus propios tesoros, como magníficas ruinas romanas y el excelente Museo de Jordania.

 

Viajes a Jordania - Viajes a Monte Nebo – Viajes Travel Store

Para muchos, Jordania no es solo un destino turístico, sino un lugar de peregrinaje cristiano. Este país delineado por el valle del Jordán está repleto de sitios de importancia espiritual. Se considera el lugar donde Juan bautizó a Jesús, en Betania más allá del Jordán, y donde, según la Biblia, los pueblos de Sodoma y Gomorra desataron la ira de Dios. Sin embargo, es en el monte Nebo, con sus vistas a la Tierra Prometida, donde se percibe con mayor fuerza que, para muchas personas, esta es la “tierra santa”.

 

Viajes a Jordania – viajes a Aqaba- viajes travel Store

Es sabido que el mar Rojo acoge algunos de los paisajes submarinos más bellos del mundo. La costa jordana del mar Rojo, a lo largo del golfo de Aqaba, no es muy extensa, pero es una franja de mar relativamente poco explotada con arrecifes intactos, restos de naufragios y caleidoscópicos jardines de coral. El buceo entre peces damisela, tortugas y caballitos de mar constituye una experiencia inolvidable y es fácil de organizar en los centros de buceo de la animada ciudad costera de Aqaba y sus alrededores.

 

Viajes a Jordania – viajes a Castillos de Shobak y Ajloun – Viajes Travel Store

Como tierra fronteriza en la batalla por el alma entre musulmanes y cristianos, el Levante mediterráneo está salpicado de castillos. En Jordania hay ejemplos bien conservados en Ajlun y Shobak, pero el más evocador es el de Karak, sobre las colinas semiáridas que dominan la carretera del Rey. Las enormes murallas resultan impresionantes, y la imaginación ayuda a oír los agónicos gritos de los desgraciados lanzados desde lo alto del parapeto por el sádico Renauld de Châtillon.

 

Viajes a Jordania – Viajes a Desierto de Lawrence de Arabia o desierto de Wadi Rum – Viajes Travel Store

No solo las espectaculares vistas de Wadi Rum, con sus acantilados de arenisca y sus dunas de colores vívidos, impresionaron a Lawrence de Arabia al recorrer en camello la tierra de los beduinos. También quedó sobrecogido por el estoicismo del pueblo que soportaba la dureza de la vida en el desierto. Actualmente el viajero puede vislumbrar este estilo de vida tradicional, aunque con más comodidades, alojándose en uno de los campamentos beduinos que salpican este paraje desértico.

 

Viajes a Jordania – Viajes a Petra y el Tesoro – Viajes Travel Store

Desde que el explorador suizo Jean Louis Burckhardt redescubriese este lugar en 1812, la antigua ciudad nabatea de Petra ha atraído a las multitudes, y no es de extrañar. Es, sin duda, la atracción más apreciada de Jordania y, cuando se pone el sol sobre el laberíntico paisaje de tumbas, fachadas esculpidas, columnas y acantilados de arenisca, su magia es irresistible. Se necesitan al menos dos días para recorrerla y visitar los principales monumentos en las mejores horas del día.

 

Viajes a Jordania – viajes a Madaba – Viajes Travel Store

Durante siglos Madaba, al principio de la carretera del Rey, ha sido un cruce de caravanas de camellos de mercaderes, ejércitos de varios imperios y peregrinos cristianos guiados por su fe en busca de la Tierra Prometida. Aún hoy en la ciudad, con sus iglesias, mezquitas, museos, mercados y talleres de artesanos, se perciben esos intercambios culturales. Quizá la mejor prueba es su colección de mosaicos, un patrimonio que perdura gracias a la escuela de mosaicos de la ciudad.

 

Viajes a Jordania Teatro Romano y La Ciudadela

Jordania alberga infinidad de monumentos fabulosos, como algunas de las ruinas romanas más importantes fuera de Roma. Además de la Ciudadela y el bien conservado Teatro Romano de Ammán, las ruinas de basalto negro de Umm Qais y la calle columnada de Petra marcan la presencia romana en ambos extremos del país. Pero quedan eclipsados por Jerash, con sus grandes anfiteatros y columnatas. Desde su bien conservado hipódromo, es fácil imaginar las carreras de cuadrigas.

 

Viajes a Jordania – Viajes a Mar Muerto – Viajes Travel Store

Flotar en el mar Muerto constituye una de las mejores experiencias naturales del país. Y flotar es la palabra justa, porque su alto contenido en sal hace prácticamente imposible nadar en las viscosas aguas de un mar que está 415 m por debajo del nivel del mar, del mismo modo que impide hundirse. La experiencia suele acompañarse de un baño de barro, una sesión de sol y un lujoso y saludable tratamiento de spa en uno de los modernos palacios que flanquean la orilla del mar Muerto.

 

Viajes a Jordania – Viajes a Castillos del desierto – Viajes Travel Store

Las áridas llanuras del este de Jordania albergan los “castillos del desierto”, un conjunto de palacios destinados al placer, baños y pabellones de caza de los primeros omeyas. Cabe destacar el impresionante Qasr Kharana, así como los frescos picantes de Qusayr Amra y el refugio de invierno de Lawrence de Arabia en Azraq. La Eastern Badia Trail, una ruta desarrollada recientemente por Wild Jordan, conecta el Azraq Lodge con un nuevo proyecto de turismo de comunidad en Burqu.